Buscar
  • sergisanjoser

El Plan!!

Imagínate que quieres irte de viaje (espero que pronto podamos hacerlo). Lo único que sabes es que irás en Agosto, ya que es cuando tienes vacaciones, y que te gustaría hacer turismo cultural. Te apetece visitar alguna ciudad Europea, seguramente del norte, de esta manera la temperatura será más agradable en verano.

Después de darle algunas vueltas crees que la ciudad ideal es Berlin !!!. cumple todos los requisitos planteados y , además, nunca has estado allí. A esto, sumas que varias personas te la han recomendado por su oferta cultural, su clima en verano y por no ser una ciudad excesivamente cara, pues genial. Ya lo tienes!.

Te metes en Google, buscas un vuelo, un hotel para las fechas que te interesan y haces las reservas, Fantástico !!!!. Ya puedes decir que el próximo Agosto te vas a Berlin.

Ahora, sigue imaginando...

Llega el día, tomas el vuelo, aterrizas en el aeropuerto de Berlin-Tegel, vas hacia el hotel, dejas las maletas y sales a la calle dispuesto a disfrutar de la ciudad, de la cultura y de los atractivos turísticos que ofrece.

Y qué ocurre?.

Que no sabes ni por donde empezar. Empiezas a dar vueltas por la ciudad y te metes en sitios que a priori parecen interesante, pero realmente no tienes ni idea qué son ni que atractivos tienen. Sigues caminando, visitas monumentos, iglesias, parques. Lugares que no te dicen absolutamente nada. Comes en un restaurante del dentro de la ciudad que tenía buena pinta por fuera pero después, te das cuenta que te la han colado como a un autentico "güiri".

Acaba el día, llegas al hotel y te has dado cuenta de que has caminado mucho, estas cansando, exhausto. Pero realmente, no has visitado nada de la ciudad, no te has quedado con nada. No ha servido para nada todo el esfuerzo que has hecho durante todo el día.

"La diferencia entre hacer y conseguir pasa por tener un plan. Así sabrás a donde vas"

Queridos amigos comerciales. ¿Os suena esta sensación? la sensación de trabajo mucho, visito mucho, camino mucho (tenía un comercial en mi equipo que cada día me decía los kilómetros que había caminado del día anterior para demostrarme que trabajaba duro), pero los resultados no aparecen.

Entonces empiezan a llegar a tu cabeza esas palabras negativas enviadas de manera destructiva por nuestro ego.

  • - Estoy perdiendo la paciencia y estoy empezando a desesperarme.

  • - Mi jefe de equipo no me da soluciones y únicamente me pide que haga las visitas que marcan mis objetivos diarios .

  • - Así no puedo seguir.

  • - Este trabajo no esta hecho para mí.

Te está pasando exactamente lo que le pasó a nuestro protagonista del viaje a Berlín. ¿A que ahora lo ves claro?. ¿Qué problema tuvo nuestro amigo?.

Que no planificó el viaje. No tenía un plan. No se lo preparó.

Y yo me pregunto. Si la mayoría de actividades que llevamos a cabo las planificamos previamente. ¿Por qué nuestro día a día en nuestro trabajo, no lo hacemos y nos permitimos ir como "pollo sin cabeza" buscando la venta milagrosa?. ¿Qué necesidad tenemos que desesperarnos teniendo esa sensación de poco control sobre nuestras acciones?

Todo debe tener un plan. Si no sabemos a dónde queremos llegar ¿cómo vamos a llegar?.



17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo